Usamos cookies y otras tecnologias similares (Cookies) para mejorar su experiencia y proporcionarle contenido y anuncios relevantes para usted. Al utilizar nuestro sitio web, acepta el uso de Cookies. Puede cambiar su configuracion en cualquier momento. Politica de cookies.


Performance Management, competividad para su negocio

Originally published diciembre 18, 2008

Después de escuchar sistemáticamente conceptos como e-Business, e-Commerce y World Class, el ambiente de las medianas y grandes empresas a nivel mundial vuelve a llenarse de nuevas ideas. Se trata de aplicaciones para hacer más eficiente la gestión al interior de las compañías y con nombres igual de vigorosos son conocidas como Performance Management, Balanced Scorecard e Inteligencia de Negocios. Acerca de su impacto y aplicación en las medianas y grandes empresas del país, conversamos con importantes representantes de estas soluciones y destacadas empresas de consultoría, en el desayuno organizado por la Revista Gerencia.

A partir de la década de los ochenta, movidas principalmente por el deseo de ser más competitivas, las empresas comenzaron a reorientar la administración de su gestión hacia técnicas más dinámicas que el balance anual de resultados y dirigidas a medir, además de datos financieros, variables operacionales y cualitativas. Esta tendencia desembocó con los años, como indica Nicolás Gallo, Gerente Business Intelligence de Mind, empresa representante de Hyperion, «en herramientas de Balanced Scorecard, que permiten hacer una especie de link entre las causas y los efectos, es decir, entre los objetivos de las empresas y sus metas».

Pero, ¿qué hace surgir la necesidad de gerenciar el desempeño del negocio dentro de un escenario lleno de otras alternativas y herramientas tecnológicas? A juicio de Guillermo Gormaz, Managing Director de MIS Región Sur, el Business Intelligence y el Balanced Scorecard, entre otras tendencias, «nacen para satisfacer las expectativas no cumplidas por los ERPs, que prometían una gestión más eficiente, pero que en la práctica sólo fueron motores transaccionales que ayudaron a que la administración, la facturación y el inventario dentro de las empresas funcionara eficientemente».

Del balance al "balanced"

Hasta hace algunos años las empresas basaban sus estrategias y objetivos en el resultado de su balance, sin embargo, como indica Jaime Vio, Gerente de Soluciones Empresariales de Progress Software, que representa en Chile a la herramienta de gestión Corvu Managing Business Performance, «actualmente, producto de la disminución de los márgenes de utilidades, el aumento en la oferta de productos y servicios y el incremento en la competitividad de los mercados, éstas no sólo pueden basar sus estrategias en los resultados numéricos del semestre anterior, sino que tienen que afilar la puntería y perfeccionar al máximo el proceso de toma de decisiones, para lograr ser más eficientes y hacer mejores negocios».

Para Josefina Trujillo, Ejecutiva de SAS Institute Chile, «hoy la preocupación se centra en cómo las empresas pueden monitorear el desempeño de su negocio, diaria y eficien-temente, para lo que necesitan». De esta manera los datos «duros» pasan a un segundo lugar en la lista de prioridades de las empresas y de acuerdo a la opinión de Hugo Mora, Gerente de Deloitte & Touche, «gana terreno la información de los clientes y del estado de las demás áreas operacionales de una compañía por sobre los resultados contables de las empresas, que son sólo el reflejo financiero de su situación».

Como define Carlos Zelada, Ejecutivo de DMS Datamips, representante en Chile de la suite de productos de Inteligencia de Negocios B.I. Now, «las herramientas de Balanced Scorecard son sistemas gerenciales dirigidos a los niveles estratégicos de las organizaciones que permiten definir modelos de gestión, objetivos, metas y proyectos coherentes con la estrategia de las empresas y que pueden ser implementados en distintos tipos de compañías».

Al respecto, George Jovanovic, Gerente Comercial de Informat, explica que el Balanced Scorecard se sitúa dentro del concepto global de Inteligencia de Negocios, agregando que «estas herramientas permiten a las empresas contar con información precisa y oportuna respecto de lo que sucede en cada una de sus áreas de negocios».

En busca de la verdad

Las nuevas herramientas de gestión permiten a las empresas reenfocar sus focos de negocios para mejorar sus resultados y definir estrategias para aumentar su participación de mercado. Patricio Torres, Gerente Comercial de KP&P Soluciones Tecnológicas, representante de Business Objects, explica que «las herramientas de gestión de performance deberían estar presentes en las organizaciones masivamente, porque facilitan la toma de decisiones y la definición de estrategias». Es por eso que, incluso, organizaciones no tradicionales y bastante especiales como el Ejército de Estados Unidos han comenzado a utilizarlas, razón de más, como indica Mirko Livacica, Gerente de Productos de Soluciones, «para que en Chile, por ejemplo, las empresas del Estado las utilicen, ya que permiten crear estrategias y trabajar en base a objetivos de negocios específicos. Asimismo, hacen más transparentes los procesos y los resultados, por lo tanto, los beneficios que aportan son inmediatos».

La centralización de la información y la unificación de objetivos es una de las características más destacables de estas nuevas herramientas de gestión de performance, a juicio de Leonardo González, Solution Manager de Teradata. «Las soluciones de gestión departamentales no son malas, pero no son tan eficientes como contar con una visión corporativa de resultados, orientada al negocio en su conjunto».

Lucy Navea, Encargada de Práctica Business Intelligence de IBM, indica que las soluciones de gestión de performance permiten a las compañías «integrar las distintas áreas de negocios de una empresa, porque son herramientas que se aplican e implementan globalmente y que, por lo tanto, involucran a toda la organización en los objetivos y estrategias corporativas».

Inteligencia de Negocios para la mediana empresa

Aunque para algunas empresas el tema de Business Intelligence y Balanced Scorecard pudiera parecer todavía un tanto lejano, según comenta Roberto Musso, Gerente General de Soluziona, «es una realidad a la que muchas compañías, especialmente, el segmento de medianas empresas podría acceder porque localmente es posible encontrar soluciones económicamente accesibles. Asimismo, el análisis de rentabilidad se torna ventajoso cuando las empresas entienden que a través de herramientas de Inteligencia de Negocios pueden definir un indicador y, en función de él, alinear todos los incentivos de su empresa, es decir, conducir a su organización en pos de una estrategia».

Por su parte, Paula Cortés, Sub-Gerente de Ventas de Soluciones, indica que para ser exitosos en la implementación de estas herramientas «es preciso que exista una decisión de la empresa en torno a trabajar en base a un esquema de metas y objetivos y, como contraparte, los proveedores debemos ser capaces de llegar con un planteamiento eficiente y convincente de la gestión que las compañías requieren para mejorar su operación. Asimismo, para asegurar el éxito de un proyecto de estas características es fundamental que la implementación esté liderada por la alta gerencia, contar con la colaboración de los responsables de la gestión de las distintas áreas y con el soporte del área informática».

Doris Martínez, Gerente Comercial de Stefanini Consultoría, indica que primero es necesario identificar la necesidad o la problemática de la empresa y luego determinar la herramienta tecnológica más apropiada. Junto con ello -agrega- «es importante que las empresas comprendan que a través de estas nuevas tecnologías es posible agregar valor a su gestión y comprobarlo con números concretos».

Jorge Fuller, Socio de la empresa Synergy, indica que existen muchas empresas pequeñas y medianas que tienen un modelo de negocios preestablecido al momento de implementar una solución de Business Intelligence. «Es más, actualmente todas las compañías trabajan en base a modelos de gestión y se manejan en base a ciertos indicadores, entonces lo importante es perfeccionarlos y hacerlos más eficientes».

En el mercado, existen herramientas de gestión de performance al alcance de la mayoría de las empresas medianas. Como indica Vio, «es posible acceder a esta tecnología por valores que van desde los US$9.000, entonces ya no se trata de soluciones prohibitivas, sino que de herramientas masivas».

Los proveedores coinciden en que las empresas que invierten en soluciones de Business Intelligence pueden mejorar considerablemente su modelo de gestión. Insisten en que al perfeccionar su esquema operacional con estas nuevas tecnologías podrían generar cambios abismantes en los tiempos de toma de decisiones y, junto con ello, importantes incrementos en el tiempo de análisis y calidad de información.

  • Ulrich JostUlrich Jost
    Ulrich Jost es consultor de Business Intelligence independiente en Barcelona, España. Ha implementado sistemas BI cubriendo los aspectos técnicos y empresariales, desde los procesos de carga de data warehouses hasta aplicaciones de Balanced Scorecard. Colabora con una red de profesionales y empresas partner del sector. Se puede contactar mediante Ulrich.Jost@solitware.com.

Recent articles by Ulrich Jost


Related Stories


 

Comments

Want to post a comment? Login or become a member today!

Be the first to comment!